fbpx
Tengo un “Sobrinity Manager”
Sobrinity Manager

Tengo un “Sobrinity Manager”

Benditos sean los “Sobrinity Manager” que son capaces de tirar por los suelos en un pis pas la gestión de marketing digital de una empresa o marca. Es broma, no es broma, bueno ya me entendéis.

La figura mencionada no es exclusiva del universo del marketing digital, abunda, lamentablemente, en muy diversos sectores profesionales. Es el que le pega a todo porque tiene cuatro nociones básicas, a veces ni eso. Suelen trabajar a unos precios muy inferiores a los de mercado perjudicando así al sector en cuestión, y no solamente dañan porque son competencia desleal, también crean mala reputación al gremio pues en la mayoría de los casos su gestión es deficiente y por aquí somos muy dados a meter a todos en el mismo saco.

Nada hemos comentado que no sea conocido. La inmensa mayoría de nosotros hemos sufrido en nuestras carnes y cartera la existencia de este fenómeno social y profesional. Ahora bien, vamos a lo que duele, ¿Por qué existe esta figura?

Pues existe porque hay demanda, sencillamente.

Muchos pequeños empresarios, (Y no tan pequeños), tiran de ello por un tema de costos, y también por carencias en lo que compete a formación empresarial, es así de fácil. A veces se conjugan cercanía, relaciones sociales o familiares en el conjunto, incluso se da el caso de que el empresario de turno se ve casi obligado a pasar por el aro, cuidadín que no justifico solo señalo una realidad.

El problema viene dado porque se les hace entrega de una responsabilidad que en la mayoría de las ocasiones no son capaces de acometer lo que lleva al trastorno, a la desviación en el crecimiento, y en casos más serios a la pérdida de rango en el escalafón de la competencia, a la pérdida económica. Se podría dar un serio problema según el ámbito profesional. Si se reacciona a tiempo la resolución como mínimo tendrá unos costos añadidos a los deseados, y con algo de paciencia y la mano de un verdadero profesional probablemente se podría enderezar el entuerto.

Lo que hoy me ha motivado a escribir este texto es que he cerrado un acuerdo para hacerme cargo de la gestión de marketing digital de una firma muy interesante. Tenían contratada a media jornada a una persona cercana familiarmente a la dirección tratando de llevar el tema. Las expectativas no solo no se cumplieron sino que además se realizaron inversiones publicitarias sin ton ni son que causaron perjuicio económico. No creo que sea necesario hurgar más en la herida.

Con permiso de la audiencia me circunscribiré a mi ámbito profesional, el marketing, la publicidad, el diseño, la comunicación… Se necesita mucho empeño y dedicación, muchas horas de estudio, quemando pestañas como vulgarmente se dice, para adquirir una formación seria y competente. Nuestro trabajo es importante y delicado, para promover la imagen de una marca, empresa o producto, para alcanzar objetivos pretendidos, y en la mayoría de los casos trabajamos muy duro para ello, y eso señores tiene un coste. Lo bueno es que el retorno de la inversión, (ROI), tiende a ser de bueno a muy bueno.

Piense en ello, contrate profesionales cualificados, asegure su inversión en la medida de lo posible.

El Pisuerga, pasa por Valladolid, es irrebatible, así que yo no dejaré pasar la oportunidad para colocar en este punto nuestro correo electrónico, por si aquello de necesitar más información. La primera consultoría es gratuita…

Link al mismo artículo publicado en nuestro perfil profesional en Linkdln

Cerrar menú